24

JUN

Gilles Vidal: "En el futuro, muchas cosas distintas van a coexistir en las carreteras"

Publicado el: 24/06/2016 En: Design,

Uno de los máximos referentes europeos del diseño automotor teoriza acerca de los coches eléctricos, la conducción autónoma y la incorporación de nuevas tecnologías como la realidad virtual./El Mercurio

Desde que era muy pequeño, el francés Gilles Vidal (44) creció rodeado de automóviles. Su padre y su abuelo eran vendedores de vehículos y vivió gran parte de su adolescencia entre concesionarios y talleres. En esa época, su sueño era ser ilustrador o diseñador gráfico. "Solo cuando entré a la Escuela de Diseño decidí meterme en el mundo de los autos", cuenta. "Me di cuenta de que son, probablemente, el objeto manufacturado más complicado que puedas imaginar. Son mucho más complejos que un avión: mientras estos son para gente muy profesional, el auto es para todos. Y eso es muy desafiante".

Tras cambiar el diseño industrial por el automotor, Vidal ingresó a trabajar al grupo PSA, donde fue uno de los ideólogos de la reestilización del Partner/Berlingo, la icónica furgoneta surgida en los años 90. Y, a partir del 2009, asumió la responsabilidad de diseñar los prototipos de Peugeot. Un año después se convirtió en el director de Diseño de la marca del león y, desde entonces, su sello es aunar armonía y audacia. "El diseño no es solamente estética; consiste en hacer algo mejor de lo que era antes", señala.

Con el objetivo de revolucionar el segmento de los SUV, la última entrega de Vidal es el Nuevo SUV Peugeot 3008, un modelo que incorpora hasta un difusor de fragancias desarrolladas con Scentys y Antoine Lie, un perfumista de renombre mundial. "La idea era llevar el diseño interior muy lejos. De hecho, tal vez ya no sea más un diseño interior, sino un diseño experiencial para los clientes", apunta.

Un nuevo paradigma

Para crear sus prototipos, Vidal se nutre de distintas influencias que trascienden el mundo tuerca. A menudo, él y su equipo buscan referencias en la arquitectura, el cine y la moda. "Siempre estamos atentos a distintos conceptos de desfiles de moda y exhibiciones de arte porque, de esta forma, alimentas tu conocimiento sobre la dirección en la que avanza el mundo", señala.

-Con la irrupción de los autos eléctricos, ¿hacia dónde se dirige el diseño automotor?

"Creo que se diversificará de muchas formas y van a coexistir múltiples tendencias. Hay muchos autos eléctricos que parecen autos normales con una solución eléctrica en su interior, pero otros son muy específicos. Si llegamos al nivel 4 de la conducción autónoma (es decir, que el vehículo cumpla todas las funciones de seguridad y el conductor no tome el control en ningún momento), esto quizás permita siluetas muy inesperadas. La única pregunta será la aceptabilidad de los clientes o del mercado. En el futuro, muchas cosas distintas van a coexistir en las carreteras".

-¿Cómo visualiza ese futuro?

"Es probable que algún día ni siquiera esté permitido que manejes un auto por tu cuenta. Y si quieres hacerlo, tengas que ir con un auto viejo a una pista de carrera. No es descabellado pensar que, más adelante, la imperfección humana a la hora de manejar no sea permitida. Probablemente nosotros ya estemos muertos para cuando eso ocurra (risas). Mientras tanto, estos vehículos autónomos irán por la carretera con otros muy antiguos, que usan diésel y petróleo, y también con autos eléctricos. Todos estos sistemas deberán convivir al mismo tiempo y por muchos años".

-¿Qué nueva tecnología te gustaría aplicar en sus modelos?

"La realidad virtual es una solución muy interesante en términos de lo que entrega a nivel de información y seguridad. No se debería abusar de ella, porque generaría un problema de distracción. Todas estas innovaciones deben ser utilizadas de forma sabia para que sean provechosas y no un gadget . En el caso de la realidad virtual, por ejemplo, se podrían abordar diferentes técnicas de solución que puedan llevar a la conducción autónoma o, incluso, impresoras 3D para manufactura. Todas estas soluciones son interesantes y estamos trabajando en ellas".

-Con el auge de la economía colaborativa, ¿los autos deberán ser fabricados para ser compartidos?

"El problema con los autos compartidos es cuán resistente y adaptativo puede llegar a ser su interior. Si no eres el dueño del auto, o lo arriendas, el objeto te importa menos. La interrogante sobre el material es muy importante: ¿cuán fácil es reparar o, incluso, limpiarlo? Eso está cambiando radicalmente el pensamiento del diseño y sus resultados. La pregunta de si debo tener un auto o no es uno de los grandes temas de la actualidad y significa mucho en términos de qué es un auto como objeto".



¿NECESITAS AYUDA?